Errores comunes que puedes estar cometiendo en el diseño de tu página web.

Hoy en día la página web y presencia digital de una empresa es parte esencial de la arquitectura de su fuerza de ventas. El website de una marca cumple múltiple funciones de comunicación y marketing, puede ser la razón por la que se concrete o se disuada una intención de compra. Es por esto que en LikeYou Lab insistimos tanto en brindarte informaciones y recursos para que esta poderosa herramienta juegue a favor de los objetivos de tu negocio y no en su contra.

Son muchos los factores que inciden en un buen diseño web, pero para quienes no tienen idea de dónde empezar o quieren confirmar que van por buen camino, hemos recopilado estos 8 errores comunes que puedes estar cometiendo en tu página web:

1. Diseño incompatible con otras pantallas:

Procura que tu página web cuente con un diseño responsive que se adapte a cualquier pantalla desde la cual pueda estar accediendo el usuario. La experiencia de navegación debe ser la misma sin importar si la visualizas desde un móvil, una tablet o un ordenador.

2. Mala elección de tipografías:

el texto debe ser legible y en un tamaño adecuado, limitando el uso de tipografías distintas. Adicionalmente, los colores entre las letras y el fondo deben contrastar y la disposición del contenido debe facilitar la lectura.

3. El usuario debe hacer muchos clics o scrolling para encontrar la información:

Mantén el diseño simple, sin redundar en elementos ni en textos que puedan resultar en distracción o complejidad de navegación para el usuario, obligándoles a hacer innumerables clics o scroll para dar con lo que buscan. Muchas veces menos es más, y el diseño web no se escapa a esta premisa.

laberinto figuras imposibles
4. Estructura compleja:

El cliente debe poder descifrar en pocos segundos cuál es tu marca, qué servicios ofrece y cómo adquirirlos. Además, debe encontrar fácilmente la información que busca. Esto se logra a través de un diseño amigable al usuario, llamados a la acción claros y un lenguaje simple.

 

5. Imágenes de baja calidad:

Fotografías pixeladas, con mala resolución, que infrinjan derechos de autor o que no sean coherentes con la personalidad de tu marca pudieran ser las razones por las que tu website no es atractivo para tus potenciales clientes. Adicional a esto, cuida que las imágenes no sean demasiado pesadas (idealmente menos de 1 MB) para que no ralentice el funcionamiento de tu página, ni uses demasiadas fotografías que carguen el contenido y dificulten la lectura.

 

 

6. Exceso de anuncios o información promocional:

No nos malinterpretes, estamos a favor de colocar banners y contenido publicitario en un website. Sin embargo, demasiados anuncios que creen ruido visual en la página o dificulten la navegación puede resultar contraproducente. Al final se trata de brindar una experiencia positiva al usuario, así es que presta atención con cuánto, cuándo y cómo se despliega este tipo de contenido en tu página.

 

7. Utilizar demasiados colores:

Es importante que la paleta de colores sea coherente con la identidad de tu marca. Por otro lado, evita usar demasiados colores porque puede cargar el diseño y dificultar la navegación del usuario.

 

8. Ignorar el feedback de los usuarios:

No subestimes el valor de la retroalimentación de los usuarios y mantén siempre un canal abierto de comunicación y escucha activa con ellos. Sus sugerencias pueden ser un recurso invaluable para realizar mejoras de alto impacto en el diseño de tu página.

 

Por último, recordarte que si tu página necesita un rediseño o si estás pensando en lanzar el website de tu nuevo proyecto, no dudes en explorar nuestros servicios  y en contactarnos si alguno de nuestros planes se ajusta a tus necesidades.